El decálogo del continuista o script

Autor: Lucas Sanchis Monsalve
Tiempo de lectura: 3 min.
Categorías: Curiosidades / Dirección



Continuista de cineContinuista de cine

El continuista o script

La función del continuista o script es la de supervisar la continuidad de una pieza audiovisual, de tal modo que el hilo temporal en el que se narra la historia no experimente ningún salto de continuidad a ojos del espectador. Es decir, es el ojo que todo lo ve, o que todo debe verlo.

Antes de proseguir os dejo un vídeo en el que recopilan errores de continuidad en películas de muy alto presupuesto:

Las funciones principales de un script son las siguientes:

  1. Estar pendiente de que no se pierde el raccord o continuidad.
  2. Crear una bitácora de rodaje.
  3. Cronometrar las secuencias tanto en la preproducción como en el rodaje.
  4. Redactar los partes de montaje.
  5. Estar junto al director para resolverle posible dudas.
  6. Controlar que todo lo planeado es grabado.

Visita los decálogos del cine corto, te sacarán una sonrisa 😉

El decálogo del continuista o script

Tiene todas las respuestas a todas las preguntas

Un buen script debe saber responder a todas las preguntas que cualquier miembro del equipo le haga. Por ejemplo, un actor le preguntará si le pegaba un sorbo al café antes o después de dar su línea. El encargado de la decoración le preguntará, ¿estaba la puerta abierta o cerrada antes de la última toma? Y así, uno detrás de otro, cualquiera que forme parte del equipo podría en un momento dado aclarar una duda gracias al script. Es, por tanto,  un trabajo estresante para el que se requiere mucha agilidad mental.

Las fotos son sus mejores amigas

Esto depende del profesional, pero por lo general casi cualquier script toma fotografías a la escena tras cada toma o a los actores (por el vestuario y los props). Estas fotografías le ayudan a mantener la continuidad sin tener que depende solamente de su intuición y memoria.

El cronometro es una extensión de su cuerpo

Esto viene derivado de una de las principales tareas del script: cronometrar el guión para ver si se ajusta al tiempo final estimado y cronometrar las secuencias durante el rodaje para ver que efectivamente duran lo que deben durar.

Sabe que Raccord no es el nombre de un dinosaurio

El raccord o pérdida de continuidad es un concepto que de no conocerlo puede parecerte el nombre de un pájaro o… un dinosaurio. Lo sabemos, esta es rebuscada, pero es divertida, ¿no?.

Vive en la sombra, pero es el rey (o la reina)

La profesión de continuista es muy poco conocida, a excepción del entorno profesional. Una persona no ligada al mundo audiovisual suele desconocer la existencia del perfil del continuista. Pero la verdad es que por debajo del director y el ayudante de producción, la de continuista es una de las profesiones audiovisuales más importantes dentro de una producción.

Tiene ojo de halcón

Un script está acostumbrado a observarlo todo y saber exactamente que debe ocurrir o como debe ocurrir. Esto, sumado a una gran capacidad resolutiva y a un pensamiento ágil son tres cualidades que harán que un script se distinga por encima del resto.

Script durante el rodaje de una simple escena de cena
Script durante el rodaje de una simple escena de cena

La responsabilidad y la presión no le asustan

Un script debe trabajar bajo presión y aceptar que tiene un cargo de mucha responsabilidad. Si eres de los que la responsabilidad y la presión te echan atrás, este no es tu trabajo ideal.

Su palabra va a misa

Así como el Papa, lo que diga un script será tomado como necesario dentro de un rodaje. Si un script dice que la puerta ha de estar cerrada no le lleves la contraria, pues seguramente lo tenga apuntado y hay muy pocas probabilidades de que se equivoque. Obviamente todos somos humanos, pero un buen script puede llegar a dar la impresión de ser un ente celestial.

Debe ser omnipresente

A priori, es difícil entender en una gran producción que el continuista pueda estar en todas partes. Obviamente, en grandes producciones el continuista esta surtido de un equipo humano tan amplio como grande sea la producción. Esto le permitirá estar en todas partes y no perderse ni un solo detalle.

Es human@

Para cerrar el decálogo queremos apuntar que el script, aunque parezca que no es humano, sí lo es. Los fallos de raccord, también llamados gazapos, están a la orden del día. Eso sí, ante los gazapos pocos nos damos cuenta de su existencia, pues normalmente no son muy apreciables.

Si quieres profundizar en el mundo del script visita Cuentos de una script, el blog de Alba Gallego.

 

Artículo anterior
Siguiente artículo








Artículos relacionados



Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre