Última actualización: 25/03/2024 16:14 (hora España peninsular)

Jean-Luc Godard
Jean-Luc Godard

El cine de autor

El cine de autor es un tipo de cine que se caracteriza por el personalismo, la calidad artística y en muchos casos por el compromiso social. El director es el principal responsable de la obra, imprimiendo su sello personal en todos los aspectos de la misma, teniendo un control total sobre el proyecto, desde la escritura del guion hasta la edición final. Esto le permite expresar su visión de forma libre y sin interferencias.

El cine de autor suele ser más arriesgado y experimental que el cine comercial, y suele explorar temas más profundos e interesantes. Lo contrario del cine de autor sería, por lo tanto, un tipo de cine que no se caracteriza por estas cualidades, por ejemplo:

  • El cine comercial, que se caracteriza por su enfoque en el entretenimiento y la rentabilidad.
  • El cine de género, que se centra en un género específico, como el western, el thriller o la comedia.
  • El cine de explotación, que se centra en el sensacionalismo y la violencia.

Estos tipos de cine pueden ser de calidad, pero no suelen tener el mismo nivel de personalismo, compromiso social y expresión artística que el cine de autor. Además, muchas veces, las películas catalogadas como cine de autor llegan a convertirse en auténticas películas de culto que consiguen traspasar los límites del tiempo.

The Rocky Horror Picture Show (1975), de Jim Sharman, ampliamente reconocida cómo película de culto.

Hay que remarcar que estas categorías no son absolutas y que existen películas que pueden encajar en más de una categoría. Por ejemplo, una película de género puede ser también una película de autor, si el director imprime su sello personal en la obra.

Ejemplos de cine de autor de varios países:

Cine americano

Taxi Driver (1976), de Martin Scorsese: un drama psicológico sobre un taxista solitario y perturbado.
Pulp Fiction (1994), de Quentin Tarantino: una colección de historias entrelazadas sobre la violencia y el crimen.

Cine español

Tesis (1996), de Alejandro Amenábar: un thriller sobre una estudiante de cine que investiga la relación entre el cine y la violencia.
Todo sobre mi madre (1999), de Pedro Almodóvar: una comedia dramática sobre una madre que busca a su hijo desaparecido.

Cine francés

La nouvelle vague (1959), de Jean-Luc Godard: un drama sobre un joven que se enamora de una mujer mayor.
Jules et Jim (1962), de François Truffaut: un drama romántico sobre dos amigos que se enamoran de la misma mujer.

Cine japonés

Seven Samurai (1954), de Akira Kurosawa: un drama épico sobre un grupo de samuráis que protegen a un pueblo de los bandidos.
Spirited Away (2001), de Hayao Miyazaki: una película animada sobre una niña que se adentra en un mundo de espíritus.

Cine ecuatoriano

Ratas Ratones Rateros (1999), de Sebastián Cordero: un filme que ofrece una mirada pura y dura a la realidad de una generación que se vio atraída por la violencia, y a los pequeños conflictos y tragedias que componen el día a día de una sociedad de personas invisibles.

Conclusión

Tal y como hemos visto, el cine de autor es una expresión artística que se caracteriza por la visión personal y comprometida del director siendo aventuras más arriesgadas y experimentales que las que conlleva realizar una película comercial. Además, las películas de cine de autor pueden llegar a convertirse en auténticas películas de culto, que trascienden los límites del tiempo y siguen siendo apreciadas por las audiencias de todo el mundo.

¿Tú ves cine de autor o te gusta más el cine comercial?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.