Viridiana

Autor: Lucas Sanchis
Tiempo de lectura: 3 min.
Categorías: Espectador



Viridiana, Luis Buñuel (1961)Viridiana, Luis Buñuel (1961)

Esta semana decidí desempolvar el baúl de los recuerdos y re-vi Viridiana (1961) dirigida por Luis Buñuel. Una co-producción mexicano-española, protagonizada por Silvia Pinal (“El Angel Exterminador”, “Simón del Desierto”), Fernando Rey (“El Discreto Encanto de la Burguesía”, “Ese Obscuro Objeto del Deseo”) y Francisco Rabal (“Bella de Día”).

La película es conocida por varias razones. Una de ellas es que la película marca el regreso de Buñuel a España. Tras la llegada de Franco al poder, el director había tenido que partir a México y USA para continuar su carrera cinematográfica. Otra es que la película es polémica, pues trata sobre la caridad católica con un sarcasmo que haría sonrojar hasta al más progre de los fieles, creando secuencias y planos maravillosamente irónicos (y oníricos), en los que se vendría cumpliendo el viejo refrán según el cual una imagen vale más que mil palabras.

En esta película, Buñuel lanza, con un sentido del humor envidiable, una poderosa crítica a la religión católica y la cultura burguesa (tópico fundamental de su obra). Al mismo tiempo  despliega una vez más aquella visión pesimista y burlona del mundo que le acompañó durante toda su bio-filmografía.

La historia de Viridiana

La introducción a la historia es simple. A pocos días de tener que hacer sus votos en un convento, Viridiana (Pinal) recibe una invitación de Don Jaime, su tío (Rey), para visitarle en su hacienda. A pesar de que la muchacha no quiere ir, la madre superiora le ordena hacerlo, pues, mal que mal, ha sido su tío quien le ha pagado sus estudios. Viridiana parte a ver a su tío. Mas, en la hacienda, éste simula violarla mientras duerme. Desesperada, la muchacha huye y vuelve al convento. Al enterarse del suicidio de su tío, que ella interpreta como una responsabilidad suya (la famosa noción de la culpa), regresa a la hacienda y monta un albergue para un grupo de mendigos. Rabal, quien hace de primo de Viridiana y co-heredero de las propiedades de Don Jaime, acepta la decisión de la muchacha.

Creyendo hacer un bien supremo, la inocente Viridiana adopta a un grupo de mendigos, que, por el sólo hecho de ser mendigos, se convierten ante sus ojos en hombres de dios. Finalmente, éstos irrumpirán en la casa y se ofrecerán un banquete que terminará con un cordero servido en el salón de la hacienda, varias botellas descorchadas, una orgía detrás de un sofá e incluso un intento de violación (uno más) a la pobre Viridiana. Notable es la secuencia en la que los vagabundos, habiendo terminado de cenar, se sacan una foto imaginaria, cuya disposición es una clara referencia a La Última Cena de Leonardo da Vinci.

La escena más notable de Viridiana
La escena más notable de Viridiana

Impacto social de la cinta

La película ganó, la Palma de Oro en el Festival de Cannes 1961. Si bien posteriormente la cinta fue duramente criticada por la iglesia católica y prohibida en España, esta censura sólo contribuyó a cimentar aún más la obra de Luis Buñuel.

Siempre desde su trinchera intelectual-poético-sarcástica, el cineasta español no sólo exploró temáticas y formas de narrativa absolutamente novedosas –aunque algo le debe a Fritz Lang*–, sino que también inspiró a innumerables cineastas. Entre muchos otros, a sus compatriotas Pedro Almodóvar y Alex de la Iglesia, quienes retoman, cada cual desde su propia estética, esta idea de lo absurdo que pueden llegar a ser las convenciones morales impuestas por la tradición católica. Pienso sobretodo en Matador y El Día de la Bestia, ambas cintas en las que se desliza esta mirada burlona hacia la fe. Ambas cintas exponen con gran sentido del humor algunas de las consecuencias nefastas y surrealistas que puede tener en el mundo real.

*Cuenta la leyenda que Buñuel decidió dedicarse al cine luego de ver “Las Tres Luces” de Fritz Lang.

Artículo publicado originariamente en Blogdecine.cl por Pablo, con licencia Creative Commons.

Artículo anterior
Siguiente artículo








Artículos relacionados



Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre